El Bi como herramienta clave para los recursos humanos

No es una novedad en nuestro blog abordar temas como la importancia de los datos en el departamento de Recursos Humanos. Tampoco es una novedad el que las empresas estén integrando en sus departamentos el análisis de las cifras que tanta información nos aportan sobre nuestra organización.

Y es que cada día son más los clientes que acuden a nosotros con necesidades en común, puesto que en los últimos años los profesionales de Recursos Humanos se han tomado en serio la importancia de las métricas y por supuesto, de la tecnología, pues una depende de la otra.

Si bien es cierto que los Recursos Humanos han estado abandonados tecnológicamente mucho tiempo, esto forma parte del pasado. Las incipientes necesidades de alineación en las organizaciones con el resto de directivos y departamentos hacen que los datos cobren la importancia que merecen.

Sin embargo, no todo es tan fácil como parece. Los datos son una gran masa que necesita ser estructurada para que cobren sentido. Ahí entra en juego el importante papel que hoy en día tiene los arquitectos de datos, quienes estructuran la información en gráficos que responden a las preguntas planteadas por los profesionales encargados de gestionar a las personas.
No es tan importante los datos cuantitativos como los cualitativos – los cuales provienen de los primeros. – como el engagement, o la formación y desarrollo del talento. Nuestra experiencia en clientes nos indica que los KPI’s más importantes en este departamento son aquellos que indican las causas de abandono, rotación o predicen métricas como el absentismo o la duración de un proceso de selección.

Hay que recalcar, como muchos de los responsables del departamento de Recursos Humanos nos recuerdan, que trabajamos con personas, no cifras. Por ello el análisis de datos tiene que jugar en beneficio para todos, tanto los responsables de las personas dentro de la organización como para sus empleados y dirección. Son el apoyo en la toma de decisiones, la agilización de procesos y supresión de tareas manuales y el camino hacia la transformación digital que permitirá a las empresas ser competentes en un mundo de constante cambio.

Anterior
Siguiente

Artículos relacionados

¿Cómo el Business Intelligence puede ser inteligente?

Los formatos clásicos de BI – dashboards o cuadros de mando e informes – han sido útiles para monitorizar el negocio, pero raramente lo suficientemente intuitivos como para tomar decisiones proactivas. El BI siempre ha sido retrospectivo, mirando hacia atrás a partir de los eventos que ya han ocurrido. La tecnología apenas guía al usuario demasiado humano, dándole […]

RapidMiner, la democratización del Data Science

La máquina aprende un algoritmo siendo capaz de predecir comportamientos futuros. Existen software orientados únicamente al desarrollo de proyectos de Data Science mediante estos procesos de Machine Learning. Una de esas plataformas es RapidMiner, una compañía que se dedica única y exclusivamente a este ámbito y durante los últimos siete años han conseguido estar a la cabeza […]