Qlikview: menos es más

23/06/2016
Teresa Berzosa

 

En el mundo de diseño siempre se ha escuchado la frase: “Menos es más”. Pero en el mundo del Business Intelligence y el diseño de dashboard es algo un poco más complicado.

Esta simplicidad es más notable en el mundo de la tecnología de los últimos años, donde cada día los móviles son más simples, los portales web son más “minimalistas” y los ordenadores más ligeros. Esta tendencia ha marcado el nuevo siglo y parece que ha venido para quedarse.

Está claro que elementos como medidores, gráficos animados e infografías no son sólo formas interesantes para captar la atención de nuestros usuarios, sino también potentes herramientas que permiten comprender la visión. Sin embargo, dependiendo de los datos que estamos analizando y el tipo de usuarios con los que estamos trabajando, otros enfoques pueden resultar más eficaces.

Cuando se desarrolla un dashboard en Qlik, el objetivo de un diseñador es alcanzar una gran capacidad analítica y facilidad de uso, mientras que mantiene todo lo más simple posible. Esto no quiere decir que todas las pestañas han de parecer una pintura minimalista, pero como profesional de Bussiness Intelligence es vital entender cuándo y cómo la complejidad va en beneficio de nuestros usuarios de negocios. Sólo tienes que seguir el camino de QlikView: simple y potente.

Con la integración de una óptima tecnología de visualización de datos es posible mostrar información clave a través de gráficos, tablas, mapas, etc. Lo que permite extraer conclusiones de los mismos de manera sencilla y visual, algo fundamental para que las empresas puedan tomar mejores decisiones a tiempo real, así como mejorar el funcionamiento de su negocio, descubrir áreas que impulsar o anticiparse a problemas antes de que supongan un verdadero problema para la compañía.” explica José Antonio Miguélez, director técnico de Qlik Ibérica.

Cosas a tomar en cuenta al diseñar un dashboard:

  • No tengas miedo a las fuentes grandes. Objetos de textos son uno de los elementos más simples en Qlikview, pero son increíblemente flexibles. Pueden ser utilizados para fondos de pantalla, cuadros, etiquetas, KPIs, y mucho más. Algunas veces un enorme número en Arial 28 es todo lo que necesitas para crear una gran aplicación.
  • Usa un espacio adecuado entre los objetos. Esos 47 gráficos y tablas que has creado se ven genial, pero tratar de ponerlos todos juntos en solo una pantalla puede que no sea la mejor idea. Si dejas espacio entre objetos la interfaz se verá mucha más limpia y mucho más fácil de apreciar cada elemento. En otras palabras, será una interfaz sexy.
  • No hagas gráficos 3D, nunca.  No sólo es que sean estéticamente poco atractivos, además hacen difícil la lectura de los datos. ¿En un gráfico de barras verticales 3D las barras terminan en la parte delantera o en parte inferior del plano superior? ¿Cómo ayudan las sombras en un gráfico de líneas a analizar su negocio? Existen formas de ser creativos e incluir un poco de diversión visual en tu diseño (fondos, sombras leves que dividen el espacio de una aplicación, algunos iconos, etc.) pero los gráficos 3D no son uno de ellos.
  • Utilizar imágenes y colores apropiadamente. Por más que te guste el logo de la empresa esto no quiere decir que tienes utilizarlo en todas partes (no es un comercial de TV) No voy a negar que agregar imágenes y colores es una buena manera de resaltar la importancia de un dato, pero ten cuidado de que no termine en un cómic en vez de una aplicación.
  • Sé consistente. Si la aplicación tuviera objetos recurrentes en varias páginas busca mantenerlos en el mismo lugar en cada página. Utiliza los mismos colores y los tamaños de fuente para las etiquetas, subtítulos y texto. Diseña todas sus páginas con el mismo ancho. Cuando los objetos se mueven crean disonancia y los usuarios tienen que adaptarse y aprender a navegar cada página. Este proceso toma tiempo y esfuerzo cognitivo que ha de ser dedicando a la utilización de la aplicación. Elije un estilo y adhiérete a él.
  • Elige tus armas. Un modelo de datos robusto y eficiente se puede echar a perder si no sabemos cómo representar la data de una manera significativa. Trata de elegir la herramienta adecuada para el trabajo o terminarás con una gran cantidad de objetos huecos que nunca se van a utilizar. Recuerda, no se trata del tipo de gráfico utilizas, se trata de enviar el mensaje correctamente.
  • ¿Realmente necesitas eso? Cuando creas un gráfico, analiza elementos tales como subtítulos, iconos especiales, bordes, títulos de gráfico y sombras. Si no añaden ningún valor, es mejor deshacerse de ellos.

Es bueno recordar que a veces es mejor volver a lo más básico y analizar nuestros progresos. No debemos olvidar que la experiencia del usuario es una de las partes más importantes del Business Intelligence.

Esperamos que os haya resultado interesante. Si tienes cualquier consulta, duda, o simplemente quieres saber más sobre Qlikview, sólo tienes que contactar con nosotros aquí y estaremos encantados de atenderte 🙂

Autor: Pablo A. Gómez Dipré

Happy Analizing! 

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *