El BI en la Gestión de Proyectos.

31/08/2016
Teresa Berzosa

 

La inteligencia de negocio es una de las claves de gestión de datos en los proyectos. La gestión de proyectos no es fácil, sobre todo cuando tenemos que manejar una gran cantidad de datos de manera eficiente. De no ser así, en ocasiones las consecuencias pueden ser retrasos en los proyectos, aumento considerable del coste previsto o en última instancia el fracaso de este.

La gestión de proyectos se define de forma genérica como “la disciplina del planeamiento, la organización, la motivación, y el control de los recursos con el propósito de alcanzar uno o varios objetivos de una organización mediante un proyecto”. En otras palabras, podemos decir que su objetivo es hacer una utilización de recursos eficiente, en la que se controlen costes, los plazos de tiempo acordados y la calidad requerida. Es importante asegurarse de que las expectativas del cliente se cumplan, pero esto no es siempre fácil, pues en ocasiones son grandes proyectos con mucha gente implicada en el que se manejan grandes cantidades de datos que hay que saber manejar de manera adecuada, y tener muy presentes, pues pueden ser los determinantes del éxito o del fracaso del proyecto.

Project Analytics Mind Analytics

Con la irrupción de la tecnología y los rápidos cambios que estamos experimentando, nacen nuevas formas de hacer las cosas, que facilitan soluciones tan complejas como hasta ahora era la gestión de proyectos. Si se tiene un correcto control de los datos, la organización podría mitigar el riesgo del proyecto, reducir la Incidencia de los fallos y cerrar las brechas con precisión si se pudiera evaluar sus capacidades en cada uno de estas zonas contra proyectos similares. Las nuevas metodologías de evaluación de riesgos ofrecen la previsión en los comportamientos, plazos o tendencias en nuestros proyectos, selección de recursos, calidad y costes, así como otras variables a tener en cuenta en un proyecto. Una solución completa de análisis que proporciona detalles de los datos basados en proyectos, por lo que todos los miembros del equipo pueden sin problemas un seguimiento del ciclo de vida de un proyecto con información completa. Algunas de las ventajas que la organización obtiene son las siguientes:

  • Optimizar los procesos financieros obteniendo un mejor servicio al menor coste posible.
  • Enfocar el esfuerzo en el análisis de la información y no en la creación de la misma.
  • Diseño y control del presupuesto y la desviación presupuestaria.
  • Simulación de diferentes escenarios.
  • Mejora del rendimiento de la organización.

Si tenemos todo esto en cuenta, con un solo vistazo podemos saber cómo están yendo las cosas y como se prevé que vayan a ir, ya que dejando todos los datos a la vista y no omitiendo u obviando información, el control de los proyectos se convertiría en una tarea sencilla.

Si quieres saber más sobre las nuevas metodologías de gestión de proyectos, no dudes en descargarte de forma gratuita nuestro whitepaper “PROJECT ANALYTICS”.

Esperamos que os haya sido de utilidad este artículo, comentarnos cualquier opinión o duda al respecto.

Autor: Teresa Berzosa

Happy Analizing!